El encanto discreto de las casas de lujo en Costa Brava

casas de lujo en costa brava

Quien se refugia en la rica costa catalana huye de la masificación y popularidad de otros destinos vips como Ibiza o Marbella. Quien piensa en casas de lujo en Costa Brava y acude a las calas de Girona, se pierde de verdad.

No busquen un club de élite donde se practiquen deportes ecuestres. No traten de husmear en sus campos de golf –que los hay, y magníficos– para ver qué vip tiene mejor hándicap. Quien se refugia en la Costa Brava huye precisamente de todo ello. A diferencia de los incondicionales de los veranos en Ibiza o Marbella, lugares que se convierten en un colorido escaparate humano, quien se pierde en las calas de Girona, se pierde de verdad. No quiere que le encuentren. Por eso no hay una urbanización exclusiva ni un pueblo que destaque sobre los demás en calidad vacacional. Todos son únicos. Las casas de lujo en Costa Brava son únicas.

En la Costa Brava, donde se encuentra el mejor restaurante del mundo (antes elBulli y ahora, el Celler de Can Roca), persiguió Frank Sinatra a Ava Gardner, la Reina Letizia hizo de mochilera, se enamoraron Velencoso y Corberó y aún hoy se cantan habaneras a pie de playa. También tiene su propia Fashion Weekend y se celebra el evento más hipster de todo el verano, el White Summer de Pals. Si quiere gozar de un verano inolvidable sin que le encuentren, éste es su destino.

el celler de can roca

Cuerpos vips de la Costa Brava

No sabemos si a una edad tan respetable como la de Carmen Cervera podemos hablar de cuerpos vip, pero si tenemos en cuenta que fue Miss España en 1961 y llegó a participar en Miss Universo, y que ostenta el título de baronesa creemos que cumple a la perfección. Si se acerca a la playa sin tocar yate, será en Sant Feliu de Guíxols.

costa brava

Cuando Tita era poco más que una niña, Ava Gardner ya se enamoró del lugar como prueba el busto que tiene dedicado en Tossa de Mar. Allí rodó Pandora y el Holandés Errante y allí la cortejó un obsesionado Frank Sinatra. Es la misma Tossa de Mar donde nació Andrés Velencoso y donde sigue acudiendo, ahora ya sin Kylie Minogue. A veces juega al despiste en Instagram para que adivinemos en qué cala se esconde con Úrsula Corberó. En la bahía de Roses los paparazzi han captado a Javier Bardem y Penélope Cruz. Las presentadoras Susanna Griso y Alejandra Prat y familia, así como el ex presidente del Barça Joan Laporta se dejan ver en S’Agaró.

La Costa Brava es la cornisa mediterránea preferida de algunos de los más señalados famosos catalanes para casarse. El blaugrana Xavi Hernàndez escogió el Castillo de Blanes para dar el sí a Nuria Cunillera; Aldo Comas y Macarena Gómez se casaron en San Miquel de Fluvià, muy cerca de la casa de Jacobo Siruela; y Marc Clotet lo hizo con Ana de Armas en secreto, pero en esta zona. Todos ellos se dejan caer por sus calas.

¿En qué casas de lujo en Costa Brava viven los VIPs?

En la Costa Brava no podemos encontrar un solo complejo residencial de lujo. Ni varios o una zona concreta. Aquí lo exclusivo se desparrama por la costa escondiéndose del fotógrafo todo lo posible y la gente de dinero vive oculta en masías suntuosas o casas señoriales de las que nadie o casi nadie han oído hablar. Tita Cervera construyó Mas Mañanas en la urbanización Punta Brava de Sant Feliu de Guíxols estando casada con el actor Lex Barker, el Tarzán más famoso después de Johnny Weissmuller. Hoy es la principal sede del conjunto de residencias Thyssen. Hasta Borja, su hijo, tiene allí domiciliada Caribbean Breeze, una de sus sociedades.

Otro de los más ilustres habitantes de la zona, con casa en el interior aunque a 20 minutos en coche de la playa, es Jacobo Fitz-James Stuart, conde de Siruela. Se instaló con Inka Martí en la comarca de l’Empordà hacia 2003, en la masía Mas Pou (Vilaür), y desde allí edita libros para minorías bajo los sellos Siruela y Atalanta.

el encanto discreto de las casas de lujo en costa brava

Tiene casa en Blanes –la Costa Brava comienza precisamente ahí y sube bordeando toda la provincia de Girona– la ‘popular’ Alicia Sánchez-Camacho y la familia de Gerard Piqué. Allí se refugiaba el fubolista con Shakira mientras reformaban su domicilio de la Ciudad Diagonal. Esa lozana pareja son los famosos más jóvenes –junto con Borja y Blanca Cuesta– que vamos a ver en la zona. Otros, como Andrés Velencoso, juegan al escondite. Es natural de Tossa de Mar y su novia, Úrsula Corberó nadaba de niña en Palamós. El piloto Dani Pedrosa y el ya ex blaugrana Xavi Hernández tienen casa en Sant Antoni de Calonge; Sete Gibernau, en Pals y las raíces familiares de Judit Mascó veranean de toda la vida en Calella de Palafrugell. Por allí tiene también un chalé el ex portero del Barça Víctor Valdés.

Duran i Lleida saca la barca en Begur mientras que en Cadaqués tiene residencia la familia Tous –a la que han invitado a veces a Telma Ortiz–, el empresario Javier de la Rosa y el presentador Manel Fuentes. En la vecina Roses, Dyango y Sergi Arola, mientras que por Platja d’Aro se dejaba ver Michael Schumacher. En S’Agaró es fácil encontrarse con Joan Laporta y allí está una de las casas de la discordia de los Sánchez Vicario.

Si están pensando en adquirir una casa de lujo, y la tranquilidad y el anonimato tienen especial relevancia para ustedes, la Costa Brava será su destino. Un lugar en el que perderse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *