VIVIR CERCA DEL LLOBREGAT TIENE SUS VENTAJAS

¿Estás pensando en mirar fincas en Sant Feliu de Llobregat u otros municipios de la zona pero te da cosa porque crees que sería mejor vivir en Barcelona?

Vivir en una gran ciudad es fantástico, pero ya sabemos que también tiene sus inconvenientes. Por eso, tener la oportunidad de encontrar una casa en un pueblo limítrofe con la capital, pero con todo el encanto de lo rural, sabes que es una oportunidad única. Es lo que pasa si, por, ejemplo, estás pensando en alquilar fincas en Sant Feliu De Llobregat. La comarca del Baix Llobregat tiene unos cuantos municipios fantásticos en los que vivir, y Barcelona está justo a un tiro de piedra.

Así que, precisamente, de eso vamos a hablar hoy, de las ventajas de vivir cerca del Llobregat, un área única, en medio de la naturaleza, pero con la cuestión práctica de tener Barcelona a pocos minutos.

VIVIR CERCA DEL LLOBREGAT TIENE SUS VENTAJAS 1

VIVIR EN EL LLOBREGAT

El Llobregat tiene la suerte de que la naturaleza y la historia han sido sumamente generosas al dotar a la gran mayoría de los municipios de una gran variedad de lugares maravillosos. Modernismo, románico, las sierras del Garraf y l’Ordal, Montserrat, vistas al Cadí… Quien se queda en casa es porque quiere, porque la verdad es que no hay excusas.

No importa si buscas fincas en Sant Feliu de Llobregat o en cualquier otro municipio de la comarca. El Llobregat es un territorio privilegiado donde realizar un montón de actividades, además de ir de compras, al cine, salir de copas, ir de discotecas, dar paseos en bicicleta en plena naturaleza, practicar senderismo, visitar monumentos y museos, jugar al golf o bañarse en las tranquilas aguas del Mediterráneo.

Hay un total de 31 poblaciones donde elegir, en una superficie de alrededor 490 kilómetros cuadrados. Se trata de una de las zonas más comerciales y mejor comunicadas de Cataluña, además de albergar un gran número de empresas importantes y la segunda comarca más fértil de Cataluña.

fincas en Sant Feliu de Llobregat

UN ÁREA MUY BIEN COMUNICADA

Por supuesto, dada su proximidad a la capital, el Llobregat es una zona muy bien comunicada. Y estas buenas comunicaciones constituyen un estímulo para la fuerte implantación industrial.

La autopista A-2, procedente de Barcelona, ​​se bifurca en Martorell en la autovía hacia Lleida, siguiendo el curso del Llobregat en dirección NW-SE y en la autopista A-7 en dirección a Tarragona, que recorre diagonalmente toda la comarca hasta que, pasado el desfiladero de Martorell, se desvía hacia el Penedès.

En el litoral, la A-16 se bifurca en Castelldefels en la autovía (por la que se accede en el aeropuerto del Prat, que atraviesa las llanuras del delta por fuera de los núcleos de población y termina en las costas de Garraf, y la continuación de la autopista, con accesos a Barcelona por la Ronda de Dalt y por el Hospitalet.

Hay dos ferrocarriles de vía ancha: el de Barcelona a Valencia y el de Barcelona a Zaragoza. Los ferrocarriles de vía estrecha son el del Llobregat en Manresa y en Guardiola de Berguedà y el de Anoia, en Igualada. Estas líneas se encuentran (salvo la de Vilanova) en Martorell, la estación más transitada por viajes cortos de toda Cataluña.

El aeropuerto del Prat condiciona la infraestructura de comunicaciones de la comarca, que se vio reforzada con la nueva entrada en funcionamiento del Trambaix, en 2004, que une los municipios de Sant Just Desvern, Sant Joan Despí, Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat, Hospitalet de Llobregat y Barcelona.

VIVIR CERCA DEL LLOBREGAT TIENE SUS VENTAJAS 3

Recommended Posts

Escribir un comentario